Posteado por: Dr.Arca | octubre 6, 2009

LOS SENTIDOS DEL PERRO


los sentidos del perro

Los Sentidos del Perro

Importancia de Los Sentidos del Perro

 

 

La vista del perro

Los perros disfrutan de un campo visual más amplio, mejor visión nocturna y perciben mejor el movimiento (a ras de suelo sobre todo), al fin y al cabo, si algo se mueve es posible que sea comestible, si bien su agudeza visual es menor a la humana (variando entre las distintas razas fruto de la selección y especialización, compárese s Bassets y Beagles con los Galgos, en su forma del cráneo, posición de los ojos y sus formas de trabajo), y no perciben una gama tan amplia de colores (son dicromáticos).

Les cuesta captar objetos por encima de su cabeza, para lo que necesitan un adiestramiento específico, que ya aplican, desde la etapa de cachorros, en alguno de los centros de adiestramiento de perros guía, por la importancia que tiene para la seguridad de las personas ciegas el que el perro esté pendiente de este tipo de obstáculos.

Los perros no pueden ver el espectro del rojo y del verde. Su visión consiste en azules, amarillos y sombras de grises. Tonos más pastel (algo que se debería tener en cuenta en los objetos de juego y a la hora de seleccionar nuestra indumentaria de trabajo). Así que no te extrañes demasiado si tu perro tarda en localizarte cuando permaneces inmóvil parapetado con tu forro polar y anorak con ese color rojo de moda y tus pantalones verdes de pana de auténtico campero, un verdadero traje de camuflaje (verde y rojo), en este caso será mejor te muevas para facilitar que te localice.

La vista juega un papel importante en la comunicación con sus congéneres y para captar nuestras indicaciones. Parece que es el sentido más económico, que supone un menor coste energético (y esfuerzo) para el individuo y el que proporciona una información más rápida, por lo que, ante una situación que necesita resolver de forma rápida, primero utiliza la vista; si de ese modo no obtiene los datos suficientes para poder resolver el problema, entonces se pondrá a olisquear. De igual modo, una vez localizada la fuente de sonido, se esforzará en localizarlo visualmente para obtener más información (de modo casi automático).

El sentido del oído

Los perros tienen la capacidad para captar sonidos a mayor distancia que los humanos (a una distancia cuatro veces superior) y sonidos de frecuencia más alta (los humanos percibimos sonidos de 20 kHz a 20,000 Hz, mientras que los perros lo hacen con sonidos de 20 kHz a 60,000 Hz).

Utilizan la comunicación con ultrasonidos entre cachorros-madres en las distancias cortas para evitar que los posibles depredadores los detecten. A la hora de buscar su alimento, en la caza, esa mejor audición puede ayudarles a detectar a los roedores que se comunican en frecuencia ultrasónica.

Cuando esta capacidad superior de captar sonidos se empareja con su alta capacidad para establecer rápidas asociaciones, ofrece como resultado que sean capaces de identificar el sonido del motor del coche del amo cuando todavía están a considerable distancia de casa.

Esta capacidad es también la que desde un principio los humanos hemos utilizado para que nos alerten de la presencia de extraños en las proximidades (perros de guarda) y poder disponer así de tiempo para preparar la defensa.

Establecen la dirección del sonido con movimientos de la cabeza y de sus orejas y con los diferentes tiempos de llegada a cada oído determinan, con gran precisión, la localización de la posible presa.

Sentido del olfato

Es la principal fuente de información para nuestros perros. Se mueven en un mundo de pistas de olores. Nos resulta imposible hacernos una idea, nuestro mundo sería terrible, la convivencia imposible, con esa capacidad olfativa. Todo tiene olor y nuestros perros son capaces de detectar pequeñas cantidades de droga en medio de numerosos olores empaquetados y re-empaquetados.

Todo ello gracias a un epitelio olfativo 14 veces mayor que el nuestro (que es de cinco centímetros cuadrados en los humanos y de 150 en un Pastor Alemán), además de una mayor densidad y sensibilidad de sus células, acompañado con un área cerebral mayor para el procesamiento de esta información ¡cien veces mayor que el nuestro! Sin duda, hasta aquí llegó fruto de un proceso evolutivo, esa condición le facilitó la supervivencia y la adaptación a todo tipo de entornos.

Nuestros perros pueden detectar el olor de una sustancia química en una dilución de una o dos partes en un trillón (localizar una manzana entre dos millones de barriles de peras, por ejemplo). Afronta la localización de la presa siguiendo varias etapas de captación de información sensorial, con el olfato localiza la dirección en la que pueda encontrarse la presa; luego, con la ayuda de la vista y el oído, localiza la presa y se activa la persecución de ésta.

¿Su perro ha sufrido recientemente una operación bajo anestesia y ahora otros perros le atacan? ¿Ha esterilizado a su perro y ahora los demás perros del parque no lo reconocen, incluso lo atacan? Esto ocurre en ocasiones fruto de los cambios en el olor corporal que sufre nuestro perro en estos procesos, lo que le causa estos problemas y hace que sea percibido como un extraño por el resto del grupo, así como que pueda llegar a sufrir los ataques, tanto de machos como de hembras.

Su capacidad de rastreo se favorece por ciertas circunstancias ambientales. Cuando la temperatura del suelo es ligeramente superior a la del aire, les resulta más fácil seguir el rastro. Esta circunstancia se da principalmente al final de la tarde, primeras horas de la noche (“casualmente” el periodo favorito de caza de los cánidos, tal vez porque el esfuerzo realizado por la utilización de su olfato es compensado con el mayor número de presas que caza).

Los humanos nos hemos percatado de todo este potencial y estamos utilizándolo en nuestro beneficio de una forma eficiente y económica. Perros para la detección del cáncer, presencia de teléfonos móviles en prisiones, fugas de gas, agua o contactos eléctricos, entre otros muchos.

Afrontamos el mundo en función del procesamiento de información que recibimos de nuestros sentidos y con todo lo visto podemos concluir que nuestros perros tienen un gran potencial.

Fuente: Revista “El Mundo del Perro”, Nº 347

Si deseas Obtener Más Información sobre la Salud, la higiene, la alimentación y la Educación de los Perros…

Ingrea Aquí

educar un perro

como educar un perro


Responses

  1. […] Establecen la dirección del sonido con movimientos de la cabeza y de sus orejas y con los diferentes tiempo de llegada a cada oído determinan, con gran precisión, la localización de la posible presa. […][https://consejeroveterinario.wordpress.com/2009/10/06/los-sentidos-del-perro/] […]

  2. Hola tengo un perrito de 30 dias de edad al pareser lo destetaron antes de los 45 dias y quería saver lo que le puedo dar de comer

  3. Y que hacer luego de que come

    gracias

  4. Hola una pregunta mi perra pitbull tiene 3 meses cpmio cascaras de huevo y esta muy inquieta y me llora qe algo le duele que hago? Ayuda Urgente


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: