Posteado por: Dr.Arca | junio 3, 2010

¿Es Recomendable darle Huesos al Perro ?


Cuando un fragmento de hueso origina una situación

de peligro extremo


Muchas veces me preguntan en mi consultorio si yo recomiendo dar huesos al perro. Casi todo propietario de un perro siente un fuerte deseo o intención de hacerlo creyendo que es algo bueno para el perro y quieren que yo apruebe o respalde ésta desición para así poder estar tranquilos.

Si el Dr. me dijo que era bueno adelante….pero lamentablemente a todos los que me hacen éste planteo les pincho el globo o los decepciono ya que de ninguna manera voy a recomendar ésta practica de darle huesos a los perros; si , se que les encantan, les apasionan como ninguna otra cosa ; si lo sé , también se lo lindo que es ver a tu perro disfrutar y saborear un manjar de ésta magnitud, hasta te diría que muchos sienten que su perro los ama más porque le dan su esperado hueso diariamente.  Jamás voy a alentar ésta práctica, el que lo quiera hacer que lo haga bajo su exclusiva responsabilidad, no porque yo se los haya recomendado..no…no.

Se que muchos se molestan con éstas palabras…cómo voy a negarle a Toby su amado hueso….donde se ha visto que un perro no pueda comer huesos ???  Si claro que puede comerlos, y de hecho muchos lo hacen y nunca les ha pasado nada malo…..si, es cierto; pero también tendrías que saber que muchos han muerto por una peritonitis causada por la perforación de un trozo de hueso en sus intestinos, otros han muerto ahogados por el atascamiento de un hueso en la garganta, otros han sufrido penosas obstrucciones que requieren cirugías delicadas que muchas veces pueden poner en riesgo la vida de nuestro perro innecesariametne….todo totalmente en vano.

Yo no me arriesgaría a poner en juego la vida de mi perro por un hueso..no …y te recomiendo que no lo hagas, he visto muchos casos realmente muy tristes.

Es por todo ésto y para darle un poco de respaldo a mi consejo  que te traigo hoy una nota que leí en una revista que se llama VetPraxis y que nos envían a los Veterinarios semanalmente.

Lee atentamente para que puedas informarte y sacar tus propias conclusiones. Deja tus comentarios si te parece bién debajo de éste articulo.

Muchas gracias

 

La Nota

Por Eric Barchas, DVM

Hace dos noches un equipo de enfermeras y yo salvamos inequívocamente la vida de una perra que estaba asfixiándose.

El dueño contó que a su madre le gustaba alimentar con huesos a la perra. La familia tuvo una parrillada el domingo y la perra había estado comiendo los huesos sobrantes desde ese día. El propietario llegó a su casa el martes por la noche y encontró a su perra luchando por conseguir aire. Sospechó que su perra estaba atorándose con un hueso.

Cuando la perra llegó al hospital de emergencia estaba a punto de morir y luchaba por respirar. De su boca salía saliva con sangre. Las enfermeras administraron oxígeno suplementario y colocaron un catéter IV. Inmediatamente sedamos a la perra (la lucha por conseguir aire produce un aumento en la demanda de oxígeno del cuerpo; la sedación reduce la lucha). Intenté evaluar su boca, pero la manipulación del área causaba demasiado dolor, incluso estando sedada.

Administramos un anestésico quirúrgico (propofol) y finalmente conseguí observar su boca y garganta. El dueño tenía razón. Había un objeto extraño obstruyendo las vías respiratorias. El fragmento de hueso estaba en la tráquea de la perra y estaba bien incrustado, además era lo suficientemente grande como para ahogar a un caballo. El diámetro del hueso era mayor al de la tráquea de la perra y sólo podía respirar porque el fragmento había distorsionado la tráquea en una forma inusual que permitía que pequeñas cantidades de aire ingresen a través de los márgenes del hueso.

El fragmento de hueso de alguna manera había llegado más allá de la laringe. La laringe y la parte posterior de la garganta estaban muy hinchadas.

Utilicé una serie de diferentes pinzas pero no podían agarrar el hueso lo suficiente como para extraerlo a través de la laringe. Las pinzas con punta fina no podían llegar al hueso. Mi mayor temor era empujar el hueso aún más en la tráquea mientras intentaba recuperarlo. Por un momento pensé que tendría que realizar una traqueotomía y cortar el cuello para recuperar el hueso.

Después de lo que pareció ser una eternidad (pero probablemente sólo fue uno o dos minutos) conseguí agarrar bien el hueso. Se desprendió con una tracción suave y constante.La inminente crisis había terminado pero la perra no estaba fuera de peligro. Había varias pequeñas astillas de hueso y pedazos de materia vegetal en la parte posterior de su garganta. Estas representaban una amenaza. Podrían ser aspiradas a los pulmones y causar una neumonía mortal. La laringe estaba excesivamente hinchada. Esto podía comprometer la respiración durante la noche.

Succionamos todos los fragmentos de hueso visibles de la zona y administramos esteroides y antihistamínicos para reducir la hinchazón. Además, pusimos en marcha un tratamiento con antibióticos por vía intravenosa para proteger a la perra contra la neumonía. La perra pasó las siguientes horas en una jaula de oxígeno. Finalmente, empezó a respirar bien sin suplemento de oxígeno. Volvió a su casa en la mañana.

Las enfermeras que trabajaron conmigo en este caso fueron tan responsables de salvar la vida del perro como yo.

José Arca
Médico Veterinario
Argentina

Nuevo Manual de La Alimentación Del Perro

Version Kindle

 

 

 


Responses

  1. Que relato más interesante….. Y ud. tiene toda la razón…. a nuestros perros les encantan los huesos, pero realmente son un peligro para su vida!! Gracias por recordarnos de vez en cuando que quizá por darles felicidad unos minutos a nuestros animales, podemos acabar con su vida….

  2. guao!!!! y pensar que uno cree que son tan placenteros para nueestros perros!!! mil gracias por tan buena informacion.

  3. Es muy cierto, nosotros dejamos de darle huesos a nuestra ovejera hace años, ya que una vez le dimos un hueso de asado, y al rato se la veia en el patio medio rara, y se frotaba la cabeza con el piso una y otra vez, cuando me acerque vi que el hueso se le habia trabado en la mandibula y no podia ni cerrar la boca, fue muy angustiante verla asi, menos mal que se lo pude sacar despues de unos intentos sino hubiera sido tragico, luego de esa experiencia nunca mas le volvimos a dar huesos a ninguno de nuestros perros, es mas ni a mis gatos los de pollo tampoco, despues de lo que nos paso no nos fiamos.
    La verdad que eso no se lo deseo a nadie, mas que nada por los perros que no tienen la culpa de lo que hacen sus dueños.

  4. Muchas gracias por la información, mi cachorro es muy pequeño todavia y estas recomendaciones son muy utiles para los que iniciamos con el cuidado de una mascota.

  5. me pare muy interesante yo acostumbro darle hueso de pollo a mi perrita caniche, pero ella TRITURA, el hueso cuando lo come, nunca le ha pasado nada gracias A Dios, pero desde hoy en mas voy a tener en cuenta esta info,… y una consultita,, los huesos esos que se hacen de cuerito para que el perro puedan comer son recomendables??

    • Hola Nadia :Si, los de cuero se pueden usar sin problema.
      Te comento que desde el 01/05/10 He decidido no responder consultas temporariamente por razones de tiempo.
      Puedes visitar el blog y leer todos los articulos que he escrito y todas las consultas que me han hecho miles de personas.
      Allí encontrarás una información muy amplia y clara que te aseguro no podrás encontrar en toda la web, y que te será de inmensa ayuda.

      Toda la información que necesitás y que te puedo brindar ya está allí.

      Ingresa Aquí por favor : http://consejeroveterinario.wordpress.com/

      Gracias por tu comprensión.

      Cordialmente

      José Arca
      Médico Veterinario
      Paraná
      Entre Rios
      Argentina

  6. upssss, yo le doy huesos… y les encantan… gracias a Dios no ha pasado nada malo… no lo volvere a hacer…

  7. Gracias por la información, elimina todas las dudas al respecto , lo bueno es que existe la carnaza.

  8. Pues a lo mejor es un poco peligroso para el perro, pero es parte de la vida y de la felicidad.
    Es como no ir al mar porque te puedes ahogar.
    Como no tener sexo, porque te pueden contagiar una enfermedad.
    COmo no subir a un avión porque se puede estrellar…
    Sas.. entonces no hagas nada , todo es peligroso, no sólo los huesos….


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 7.614 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: